in

¿Tienes una barriga cervecera?

barriga cervecera

Cuántas veces hemos oído eso de la cerveza provoca barriga cervecera. Pero realmente, ¿es así? Quizás esto no sea tan exacto. Pues un estudio de la Academia Española de Nutrición (AEN), y del departamento de Nutrición de la Facultad de Farmacia de la Universidad Complutense de Madrid, desmintió el mito de que la cerveza es la responsable de que tengamos barriga.

En el estudio se estableció que el consumo de una cerveza diaria supone un porcentaje muy pequeño de la ingesta calórica diaria recomendada. Supone unas 2.000 calorías para las mujeres y 2.500 para los hombres. Presenta una media de 45 Kcal/100ml, una cifra que baja a las 17 Kcal/100ml en el caso de la variedad sin alcohol. Como muchas otras cosas, debemos moderar su consumo, pero no engorda y además alimenta.

Es más, esta investigación pone de manifiesto que las personas que beben, de forma moderada, cerveza tienen una composición corporal más adecuada que los que no la toman, especialmente en el caso de los hombres.

De igual forma que sucede con el vino, la cerveza aporta mayor protección antioxidante gracias al conocido lúpulo y la malta que intervienen en su proceso de elaboración. Hay más beneficios, porque aumenta el colesterol bueno, y, como consecuencia, se reduce el colesterol malo.

Entonces, ¿Qué provoca la barriga, en caso de que la provoque? Esto se debe a otras circunstancias que tienen que ver con los hábitos poco saludables. Es decir, llevar una vida algo sedentaria, comer procesados y grasas saturadasy además beber cerveza, que no tiene  nada que ver, pero unido a unos malos hábitos sí sería posible. Por tanto hay otros factores que pueden incidir en la aparición de una barriga más allá del consumo de cerveza.

What do you think?

0 points
Upvote Downvote

Written by Gente Curiosa

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading…

0

Comments

0 comments

Impresionante nacimiento en el que el bebé sale dentro de la bolsa amniótica

Abejas diminutas en el ojo de una mujer; se alimentaban de sus lágrimas